top of page

AVENTURAS DE UN PENSADOR ESTRATÉGICO

Actualizado: 1 feb

"Es posible que uno dude en tomar decisiones difíciles, especialmente cuando nos enfrentamos a la incertidumbre y evaluamos los riesgos asociados a una decisión final, pero, estos desafíos se pueden superar aprendiendo las COMPETENCIAS DE UN PENSADOR ESTRATÉGICO"


Recientemente, mi buen amigo José Antonio Quesada Palacios quien fuera brillante vicepresidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, fue nombrado como el nuevo y flamante Presidente del Colegio Nacional de Consejeros Profesionales Independientes de Empresas (CNCPIE).

Toño, como lo llamo por la amistad que nos une, me invitó a participar en mi calidad de Consultor Estratégico, al Primer Congreso de dicho Colegio, ya que, entre otros temas, llevarían a cabo una prospección y revision de la planeación estratégica del Colegio de Consejeros.



Con mucho gusto acepté el desafío y fue así como me enruté rumbo a la Universidad de las Americas Puebla en donde fuimos recibidos por su rector el Dr. Luis Ernesto Derbez.

Mientras iba manejando por la Carretera Federal México - Puebla & Cholula, escuchaba esa vieja y estimulante canción "Cantares" del cantautor Español Joan Manuel Serrat, cuyas principales estrofas dicen:

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar"


Dichas estrofas me hicieron reflexionar que un Consultor Estratégico se parece a los caballeros andantes de la edad media, los cuales, recorrían diferentes lugares en busca de nuevos desafíos para rescatar princesas y reinos de los temibles dragones.

Similar a dichos caballeros andantes, los consultores y consejeros "hacen camino al andar" pero en este caso para respaldar y a veces, rescatar empresas y organizaciones, pero, sobre todo, a seres humanos que necesitan apoyo para explotar al máximo su potencial, haciéndolos conscientes de que deben auto descubrir, dentro de sí mismos, la fuerza que los impulsará a su la plena realización.

Los caballeros andantes en términos modernos, no solo "hacen camino al andar", ya que también aplican estrategias para ayudar a sus asesorados a:


1) Domesticar Dragones (La Competencia).

2) Alinear Duendes (Los Proveedores).

3) Mitigar el poder de Reyes siniestros (Gobiernos y autoridades).

4) Fortalecer alianzas estratégicas (Los Clientes).

5) Rescatar princesas en apuros (Productos y servicios).

6) Poner en orden a la Corte y sus Nobles (Consejo de Administración).




Finalmente, y después de mis reflexiones sobre lo que implica ser Consejero - Consultor, llegué a mi destino en la Universidad de las Americas en Cholula Puebla, en donde se iniciaron las sesiones de este Primer Congreso del Colegio de Consejeros Profesionales Independientes de Empresas, en donde Toño ya nos estaba esperando para dar el banderazo al inicio de actividades.


PENSADORES ESTRATÉGICOS

El Colegio Nacional de Consejeros Profesionales Independientes de Empresas, tiene como objetivo ser una organización orientada al sano crecimiento de las organizaciones en México, mediante la profesionalización de los Consejeros Independientes, enfocados a profesionalizar al Consejero Independiente y fortalecer el Gobierno Corporativo en las organizaciones para crear valor sustentable en la sociedad.


Dada la orientación que el CNCIPE tiene hacia Gobierno Corporativo, es evidente que, cuando una empresa se ha institucionalizado e implementado gobierno corporativo, en las juntas de consejo los consejeros, hacen uso del cuadro integral de mando, tocando cuatro grandes indicadores: el financiero, el de mercado, de procesos internos y de innovación.

Por lo tanto, los consejeros de empresa han vivido una evolución en donde prácticamente, se han convertido en "Consejeros Estratégicos" es decir en "Pensadores Estratégicos"


💡Pensamiento Estratégico, nos ayuda a ver "El Bosque y no perdernos en los detalles de los árboles", a enfocarnos en lo que realmente importa y así tomar decisiones inteligentes usando los cuatro macro indicadores arriba mencionados.

Los Consejeros - Consultores saben que, el punto adecuado para tomar decisiones inteligentes no solo depende de la experiencia que se tenga en un tema, sino también del nivel de autoconciencia. Cuanto más se conoce uno a sí mismo y al negocio, mayor es nuestra destreza a la hora de interpretar los hechos.


💡Pensamiento Estratégico, ayuda a superar las limitaciones a las que uno se enfrenta tales como la carencia de información y la incompleta visión de las fuerzas externas que nos circundan.

Los líderes más exitosos están buscando de continuo nueva información porque quieren entender el territorio en el que se mueven. Necesitan estar atentos a las nuevas tendencias e identificar las pautas emergentes que podrían ser interesantes para su trabajo.


💡Pensamiento Estratégico, implica el análisis de oportunidades y problemas desde una amplia perspectiva, así como el entendimiento del impacto potencial que nuestras acciones podrían tener en el futuro de la organización y nuestros equipos de trabajo.

Cuando pensamos estratégicamente, es cuando somos capaces de ver más allá del día a día en nuestro trabajo y, observar el gran entorno en el cual operamos y así, preguntarnos como las cosas funcionan en la empresa y la industria en la que participamos y cómo deberían de funcionar.

De esta manera es que procedemos a obtener datos e interpretarlos, usando el conocimiento que hemos adquirido para tomar decisiones inteligentes las cuales, implementamos de la forma más apropiada posible a las circunstancias.

Pensando de esta manera, es como aseguramos que cada decisión y acción que tomemos nos impulsen a los resultados que importan.


Pensar estratégicamente no es fácil, porque muchos directivos y gerentes creen que no tienen el tiempo de pensar en el futuro de la empresa y esto es comprensible, porque cuando uno se enfrenta con las demandas inmediatas y fechas límite, encontrar tiempo para revisar cuidadosamente nuestras acciones y decisiones a la luz de los objetivos estratégicos puede ser muy complicado.


Pensar estratégicamente es más que dedicarle un par de horas a la semana, ya que implica desde establecer prioridades a los equipos de trabajo, hasta planear el trabajo diario, anticipando los resultados de la toma de decisiones, alineados al propósito y la estrategia de la organización.

El consultor estratégico William Schiemann, descubrió a través de una investigación llevada a cabo en varias empresas, que solo en el 14% de las organizaciones que investigó, sus colaboradores tienen un claro entendimiento de la estrategia y dirección.

Por lo tanto, es necesario un esfuerzo consciente para pensar estratégicamente de forma regular, haciendo preguntas activamente y aprender sobre el propósito y los objetivos clave de la organización. Se deben de evaluar los pros y los contras y las posibles repercusiones en la toma de decisiones y las acciones.


A veces, es posible que se tengan que dejar de lado proyectos en los que el equipo ha estado trabajando durante años en favor de nuevas iniciativas que podrían agregar más valor. Y en algunos casos, es posible que algunas oportunidades deban declinarse, aunque se vean interesantes, simplemente porque no están alineadas a las prioridades.


Es posible que uno dude en tomar decisiones difíciles, especialmente cuando nos enfrentamos a la incertidumbre y evaluamos los riesgos asociados a una decisión final, pero, estos desafíos se pueden superar aprendiendo las COMPETENCIAS DE UN PENSADOR ESTRATÉGICO

Los individuos que piensan estratégicamente demuestran rasgos personales, comportamientos y actitudes específicos, algunos de los cuales pueden parecer contradictorios. Estas competencias incluyen:

Curiosidad. Es estar realmente interesado en lo que sucede en la unidad de negocio, empresa o industria y en el entorno empresarial más amplio.


Consistencia. Es esforzarse por alcanzar las metas y perseguir los objetivos de manera persistente.


Agilidad. Capacidad para adaptar enfoques y cambiar ideas cuando nueva información sugiere la necesidad de hacerlo.


Enfoque al futuro. Considerar constantemente cómo las condiciones en las que opera un grupo y su empresa pueden cambiar en los próximos meses y años y, estar atentos a las oportunidades que puedan resultar valiosas en el futuro, así como a las amenazas que puedan surgir.


Enfoque exterior. La capacidad de identificar tendencias y patrones en la industria y comprender sus implicaciones. Estar dispuesto a pedir comentarios a personas ajenas a la empresa que ayuden a mejorar el negocio.


Franqueza y apertura. Dar la bienvenida a nuevas ideas de supervisores, colegas, colaboradores y partes interesadas externas, como clientes, proveedores y socios comerciales.


Amplitud. Trabajar continuamente para ampliar el conocimiento y experiencia de modo que se puedan ver conexiones y patrones en campos de conocimiento aparentemente no relacionados.


Cuestionamiento. Preguntarse constantemente a un mismo ¿debería de hacer lo que estoy haciendo? ¿El equipo está enfocado en las cosas correctas? ¿Hay algo que puedo dejar de hacer? ¿Debo de cambiar mi enfoque? ¿Lo que estoy haciendo Crea Valor?


Implementado y adaptando estas competencias, ayudará a "dar un salto cuántico" para contar con una visión más amplia, de modo que uno pueda preguntarse continuamente cómo nuestras acciones crean valor (o en dónde no lo hacen) a la empresa. Si aprende uno a hacer esto con regularidad, se podrá maximizar la contribución a la organización y prepararse así para el crecimiento.



Un pensador estratégico, es un rebelde profesional. Nada sucede hasta que una organización o un individuo se molesta con el status quo; la misión, es el objetivo de cambio más específico en el que debes de estar comprometido para provocar el cambio" Morrie Shechtman 



Pensar estratégicamente es más que dedicarle un par de horas a la semana, ya que implica desde establecer prioridades a los equipos de trabajo, hasta planear el trabajo diario, anticipando los resultados de la toma de decisiones, alineados al propósito y la estrategia de la organización.


¿Cómo mantener la vista puesta en el largo plazo en medio de un mar de demandas a corto plazo?

En Omniverso - eaBC, te brindamos consejos y sugerencias prácticos para ayudarte a ver una perspectiva general en cada aspecto de tu trabajo diario, desde la toma de decisiones, hasta el establecimiento de prioridades de tu equipo.

283 visualizaciones3 comentarios

3 Comments


Guest
Feb 02

"El consultor estratégico William Schiemann, descubrió a través de una investigación llevada a cabo en varias empresas, que solo en el 14% de las organizaciones que investigó, sus colaboradores tienen un claro entendimiento de la estrategia y dirección".


Seguramente ese porcentaje es mucho más bajo en las organizaciones gubernamentales.

Like
Replying to

Tienes toda la razón, seguramente en las organizaciones gubernamentales este factor tiende a cero, ya que dichas organizaciones tienen una visión de corto plazo.

Muchas gracias por tu comentario.

Like

Guest
Jan 05

Muchas gracias JC por esta reseña y de verdad fue un gusto trabajar a tu lado y aprender tantas cosas valiosas que nos hicieron alcanzar los objetivos propuestos un fuerte abrazo amigo saludos

Like
  • LinkedIn Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube
bottom of page