EL MARINERO QUE SE FUE POR ESOS MARES DE DIOS

Actualizado: 16 de nov de 2019

"Erase de un marinero que hizo un jardín junto al mar y se metió a jardinero.

Estaba el jardín en flor y el marinero se fue por esos mares de Dios"






Toda crisis lleva consigo la semilla de la oportunidad para salir de la zona de comfort y así, crecer y fortalecerse.

Recuerdo la anécdota del marinero al que le cuestionaron que si no le daba miedo navegar en su nueva embarcación por los mares del mundo, con el riesgo de sucumbir ante las embravecidas olas del mar y así terminar en el fondo del océano...."¡Es Mucho Riesgo! le insistieron, es más seguro mantenerse en el puerto" y el marinero seguro de si mismo respondió, "Navegar a través de los siete mares me dará la oportunidad de conocer, disfrutar y experimentar en carne propia el sentido de la vida, por supuesto que es un riesgo pero lo vale; el mantener mi navío en puerto seguro es absurdo, ya que además de que me privaré de conocer el mundo, la embarcación al estar estática en el puerto, su casco será corroído por las salinidad del mar y se hundirá".



Pues bien, las empresas se parecen a la historia de este marinero, en donde las que son extremadamente conservadoras sucumbirán al óxido del tiempo de los cambios de mercado, en cambio, aquellas que se aventuran a avanzar lograrán a través de la Creatividad e Innovación, fortalecerse y trascender.


Todo proceso de cambio en las empresas lo provoca una crisis y las empresas visionarias, convierten esas crisis en oportunidades de crecimiento.


¿Hay algún modelo que explique los cambios que una organización clásica vive a lo largo de su vida? si lo hay y se llama el Modelo de Greiner


El Modelo de Greiner nos muestra el Ciclo de vida o de crecimiento de las organizaciones; es muy útil para gestionar con tiempo (prevenir), las crisis en una empresa, implementado las correctas estrategias y el modelo de negocio adecuado.

Este modelo permite situar y prever la siguiente crisis (cambio estructural o funcional) que la organización tendrá que afrontar y, permite identificar en el pasado de una empresa ciertos índices críticos para su éxito futuro, además facilita la comprensión del funcionamiento de las empresas de crecimiento rápido (start-up).


La empresa es una organización compleja que sufre distintas evoluciones durante su existencia. Dichas evoluciones están constituidas por períodos de crisis más o menos importantes que pueden poner en peligro la propia supervivencia de la organización, sobre todo en esta época global.

Hoy por hoy el desafío de la COMPETITIVIDAD se impone en todas las empresas; las que consiguen superar este desafío son las que administran y prevén mejor los períodos de cambios y las siguientes fases de desarrollo de la organización.



Antes de abordar el Modelo de Greiner, la pregunta obligada es: si una empresa es Productiva ¿es Competitiva? la respuesta es NO.

La Competitividad va más allá de la Productividad; los ingredientes básicos de la Productividad son Eficiencia y Eficacia que logren generar Procesos, Productos y Servicios de Calidad en una atmósfera de mejora continua que implica buena Calidad de Vida laboral.


Por otra parte los ingredientes fundamentales de la Competitividad son la Productividad ya descrita más Creatividad e Innovación que aseguren el crecimiento en la rentabilidad de la empresa, todo esto apoyado con Liderazgo Estratégico y una adecuada Estrategia de Capital Humano.


Retomando el Modelo Larry E. Greiner (universitario estadounidense, nacido en 1933) podemos asegurar que permite a una empresa visualizar en qué fase se sitúa y prever así la próxima crisis que tendrá que afrontar para transformarla en una oportunidad para una nueva fase de crecimiento.


Los antecedentes del Modelo de Greiner, son las teorías relacionadas con los cambios organizacionales que se desarrollan desde la posguerra y se comparan y asocian con los tres grandes períodos económicos que se encadenaron desde 1945 (Desreumaux 1996).




• El primer período empieza después de la guerra y acaba a principios de los años setenta. Se corresponde con una fase de fuerte crecimiento económico mundial que desemboca en un sistema en equilibrio.


• El segundo período comienza desde el principio de las crisis petroleras de los años setenta y se prolonga hasta la crisis económica de principios de los años ochenta. Es a lo largo de esta fase, caracterizada por una tasa elevada de desaparición de empresas y por cambios organizacionales importantes, cuando vemos aparecer el modelo Greiner de 1972.


• El tercer y último período identificable es el que se extiende de principios de los años noventa hasta hoy. El contexto económico de esta fase de cambios permanentes se caracteriza por turbulencias e imprevisibilidad.





289 vistas