Buscar

EL FUTURO NOS VIGILA

Actualizado: 7 ene

DESAFÍA A TU DESTINO: EL CAMBIAR NO ES UN "DON" ES UNA DECISIÓN

Hay un refrán que dice “Más vale malo por conocido que bueno por conocer”, el problema es que los dichos son “medias verdades y mentiras”; los dichos populares son considerados por mucha gente como verdades absolutas, que llevan “tatuadas” en su mente inconsciente desde su primera infancia y, desde ahí, su entorno los empieza a adoctrinar para negar el cambio y permanecer en una misma situación, aunque ésta esté llena de miseria y dolor.

¿Cuál de estos cuatro ciegos tienen la razón?

R= Todos y Ninguno, ya que cada uno de ellos interpreta al elefante según su versión (paradigma), pero solo juntando las cuatro versiones se obtiene la verdad.

Desde nuestros primeros años de existencia y a través de nuestra familia, comenzamos a aprender sus ideas, conceptos y forma de ver el mundo (paradigmas), que damos por hechos incuestionables y, que para bien o para mal, serán nuestra guía el resto de nuestra vida.

Para los pesimistas, el mundo es una amenaza constante, para los optimistas será una abundante oportunidad.


Es importante considerar, que las oportunidades y amenazas que nos circundan son variables que son externas a nosotros y por lo tanto no tenemos control sobre las mismas, pero, si podemos proponer acciones (estrategias) para mitigar las amenazas y explotar las oportunidades, sin embargo, esto dependerá de nuestras fortalezas y debilidades.


Por ejemplo, imaginemos que nuestro buen amigo Salvador Elizaga, socio director de la prestigiada firma de Head Hunters, "Delta Top Talent", te llama por teléfono para participar en una posición de director internacional.

Dicha posición es para una empresa alemana con sede en Hannover (oportunidad); Salvador habiendo revisado tu perfil de vida laboral, observó que cumples con todas las habilidades ejecutivas para esta posición, incluyendo el domino al 100% el idioma inglés.

Derivada de la plática telefónica se te cita en las oficinas de Delta Top Talent, para profundizar sobre tus habilidades, y, mientras vas en camino, el cliente le llama a Salvador diciéndole que olvidó especificar que el candidato debe de tener dominio del idioma alemán de por lo menos 75%.

Ya en la entrevista, Salvador te pregunta si sabes alemán y tú, en forma abierta dices que no, que no sabes nada de alemán (debilidad), es en ese preciso instante que habrás perdido la oportunidad.


En nuestra vida adulta la forma de ver el mundo (paradigmas) se correlaciona con nuestras creencias y patrones de conducta (patrones), mismas que nos fueron transmitidas por la familia, los maestros, los parientes, etcétera.


Un paradigma, es la forma en que vemos el mundo: Oportunidades y Amenazas


“Un Patrón” son todas aquellas ideas, conceptos, principios y emociones, que aprendimos siendo niños a través de todos los adultos que nos rodeaban, mismas que darán origen a nuestras Fuerzas y Debilidades.


Podemos entonces decir, que el mundo de las oportunidades y amenazas, dependen de la forma en que vemos el mundo (nuestros paradigmas), y que se correlacionarán con nuestras actitudes ante dicho entorno (patrones) a través de nuestras fuerzas y debilidad


EJEMPLOS:

1) Richard, el niño que nunca creció.

Veamos el caso de Richard, un niño que aprendió desde la escuela primaria que, para ser amado por los adultos, debía de ser sobresaliente en sus calificaciones; al paso de los años, habiendo grabado Richard este patrón de conducta en su inconsciente, en su vida adulta y laboral reproducirá dicho patrón, sustituyendo a sus padres o maestros por sus jefes pero, esta sustitución no es nada saludable, porque las familias funcionales aman a sus hijos en forma incondicional pero Richard , fue amado en forma disfuncional por una familia que condicionó dicho amor por un resultado académico; por lo tanto Richard, en su vida adulta en lugar de trabajar en forma objetiva por resultados (objetivos KPI´s), realmente trabajará en forma subjetiva, por ser aceptado y amado por sus jefes y, si por alguna razón no tiene resultados excelentes, su moral caerá porque “creerá erróneamente” que está defraudando a sus “padres” (sus jefes).

Este aprendizaje que Richard a nivel inconsciente reproduce en su vida adulta laboral, es una compulsión para negar que las cosas cambiaron, (cambio de paradigma), ya que no es lo mismo los miembros de una familia que los miembros de un trabajo, por lo tanto, Richard trabajará muy duro por lograr la aceptación, es decir “el amor fraternal de su jefe”, más que cumplir en forma objetiva con los resultados esperados (KPI´s); el resultado es el vacío existencial, dado que los jefes, están en las organizaciones para producir resultados no para amar a sus colaboradores como si fueran sus hijos.

Richard, por lo tanto, estará viviendo un mundo amenazante sin la capacidad de mitigar dicha amenaza y menos en convertirla en oportunidad, porque no ha logrado hacer una transformación interna, para cambiar una debilidad (baja auto estima / auto concepto) en una fortaleza.


2) Caso IMEF, ¿cuándo todo tiempo pasado fue mejor?

Siendo presidente ejecutivo del IMEF (Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas), conocí algunos directores de finanzas desempleados, quienes podrían haber encontrado trabajo rápidamente, si ellos hubieran dejado de reproducir sus glorias del pasado a través de “viejos patrones de conducta” ;en lugar de adecuarse a la nueva economía (oportunidades) que estamos viviendo y tener la humildad de aprender las nuevas formas de hacer negocios, ellos se ensoberbecían platicando de como “todo tiempo pasado fue mejor”, son ejecutivos que “quedaron maravillosamente equipados para un mundo que ya no existe más”, son ejecutivos que se rehusaron a cambiar y adecuarse a esta nueva era laboral, es una compulsión para negar que las cosas cambiaron y por supuesto, para ellos este nuevo entorno (Revolución de la Información y Comunicación Intensivas),se convirtió en una amenaza más que en una oportunidad.

Algunos ejecutivos se asociaban al IMEF, con la esperanza de vender sus productos y servicios y/o, con la posibilidad de encontrar trabajo, sin darse cuenta, que deberían de buscar en otros ámbitos más allá del IMEF, en otras palabras, se deberían de haber anticipado a la "Era Digital", reinventándose, siendo más que contadores y financieros "Estrategas Financieros".


3) SHOPA, una asociación que sucumbió a la Era Digital (Información y Comunicación Intensivas)

Otro ejemplo son aquellas industrias que están en declive y siguen actuando “como si nada pasara”, negando su realidad; en los Estados Unidos de Norteamérica, recuerdo lo poderosa que en su momento fue la SHOPA (por sus siglas en inglés que significa Asociación de Productos de Oficina, Hogar y Escolares), que aglutinaba a las empresas más poderosas de artículos escolares y de oficina; el declive de esta asociación, fue un reflejo del declive de esta industria, que poco a poco fue sustituida por productos de tecnología y además por productos de origen chino, de menor costo y tal vez la misma o mejor calidad.

En el año 2003, fui testigo ocular de la muerte de la “SHOPA”, año en que se llevó a cabo su última Expo, en Miami, Florida; era impresionante observar como la Expo se redujo a una cuarta parte de su tamaño original y, alrededor del 40% de los expositores eran de origen chino, sustituyendo así a expositores americanos y europeos.


Los casos arriba mencionados de Richard, el IMEF y la SHOPA, son claros ejemplos de la compulsión a negar la realidad que ha cambiado.

Cuando reconocemos que nuestro entorno está cambiando, trayendo nuevas oportunidades que explotar, nuevas amenazas que afrontar, y aceptamos esa realidad, es cuando nos estamos preparando para modificar nuestros patrones de conducta, manteniendo nuestras fortalezas y corrigiendo nuestras debilidades.

Es cuando adentro de nosotros estamos modificando o cambiando patrones de conducta aprendidos, que en su momento fueron útiles, pero que ahora ya no lo son, por esto el proceso de cambio implica el aprender, para luego desechar lo aprendido y, volver a aprender, sin embargo, la gente no lo hace porque le tiene miedo al conflicto y al cambio, a las cosas nuevas o diferentes.


Es paradójico, pero la gente ante el evidente cambio de su entorno prefiere mantener los viejos patrones de conducta a cualquier costo, aunque eso implique perder su trabajo, su familia, sus amigos y su estilo de vida; esto se debe a que como dice el dicho “más vale malo por conocido, que bueno por conocer”, refrán que lo que esconde en el fondo es no aceptar una realidad por miedo a enfrentar la incertidumbre del cambio.

Las personas prefieren reaccionar ante su entorno cambiante, reproduciendo los viejos patrones de conducta, porque esto, es más poderoso y “más seguro”, que cambiar a una nueva conducta más saludable; esta es la razón por lo que hay quienes permanecen en un tipo de relación (familiar o laboral), en donde sufren de abuso físico o emocional, porque para ellos, aunque dichos abusos no son buenos ni saludables, les son conocidos y, prefieren lo abusos ya conocidos que la incertidumbre de un futuro mejor, que aunque prometedor es incierto y, la incertidumbre causa miedo y el miedo paraliza a las personas.


Durante mi vida profesional, conocí a personas que sufrían de abuso laboral, siendo maltratados emocionalmente, mal pagados y, a pesar de llevar ya mucho años en esas empresas, cuando les preguntaba porque permanecían ahí, las típicas respuesta eran “Yo ya sé cómo es mi jefe, en realidad no es tan malo”, “Esta organización en el fondo es una buena compañía”, “No he encontrado algo mejor”, respuestas que son la negación de una realidad, porque en el fondo es mucho más grande el miedo a cambiar que, a enfrentar a un jefe y empresa hostil y cavernícola.


El proceso de cambio requiere “hacer conciencia de nuestros paradigmas sobre el entorno (oportunidades y amenazas) y contrastarlo con nuestros patrones de conducta (fortalezas y debilidades); es como cuando se construye una Hoja de Vida” (Currículum Vitae),en donde lo que se está haciendo es concientizar nuestros paradigmas del entorno y nuestros patrones de conducta , concluyéndose que la auto estima de quien hace dicho ejercicio normalmente aumenta porque se hace conciencia de que cuenta con grandes fortalezas de las que no tenía mucha conciencia y, cuenta con debilidades que si puede resolver.

El entorno cambió (oportunidades y amenazas), y eso significa que las características más buscadas de los candidatos en este nuevo entorno, por las organizaciones y empresas, son entre otras las siguientes diecisiete (fortalezas o debilidades); sería muy recomendable que hagas una auto evaluación de ti mismo; para esto podrás usar el cuadro siguiente, en donde podrás leer una síntesis de cada una de las características y, en donde podrás poner tus observaciones, anotando si la característica es una Fortaleza o una Debilidad y si esto representa una oportunidad o una amenaza para ti; a continuación, es recomendable que lleves a cabo un plan de acción (estrategias) para:

1) Corregir tus debilidades

2) Mantener tus fortalezas

3) Afrontar tus amenazas

4) Explotar tus oportunidades

A continuación, y a modo de ejemplo, se muestra un ejercicio precargado, con las imágenes de las diecisiete variables que puedes aplicar para tu autoevaluación y, con ello, diseñar tu propio plan de acción.

El documento pdf también se adjunta aquí para descargarlo:

CH AUTO DESCUBRIENDO TU VENTAJA COMPETITIVA
.pdf
Download PDF • 602KB

¡Buena Suerte!

AUTOEVALUACIÓN: ¿FORTALEZA O DEBILIDAD? UN EJEMPLO PRELLENADO