Buscar

¿PAPELERÍAS EN MÉXICO EN PELIGRO DE EXTINCIÓN?

Actualizado: 1 oct 2020


La sociedad actual se caracteriza por su fijación en la juventud y la negación de la vejez. Simplemente habrá que recordar los productos de belleza para mujeres y también, en tiempos recientes, para hombres, así como la tendencia mundial de mantener el cuerpo sano a través de distintas técnicas de ejercicio, que esconden –en varios casos- la obsesión de las personas de verse jóvenes además de saludables.


En nuestra cultura hay dichos tales como “juventud divino tesoro” o “todo tiempo pasado fue mejor”; los proverbios encierran verdades y mentiras a medias, sin embargo, dentro de nuestro entorno cultural las consideramos como “verdades absolutas” que rigen vidas y comportamientos.

Asociando los ciclos de vida mencionados con los industriales en el SECTOR PAPELERO, la pregunta sería ¿es esta una industria joven? ¿Madura? o ¿ya es parte de la tercera edad?

Para responder, habrá que analizar las tres etapas de vida de una Industria:


Es evidente que la Industria Papelera Mexicana ya no es joven está en su etapa de madurez; el exceso de infraestructura instalada es el equivalente industrial a las gorduras de la mediana edad. Así como las personas pierden su belleza, las industrias pierden ventajas competitivas y, por ende, llega un momento en que la demanda existente se satisface y el progreso tecnológico se estanca.

En Estados Unidos de Norteamérica y en México, la papelería es una industria madura, los fabricantes tienen que buscar un nuevo enfoque sobre el mercado, ya que de lo contrario se ven forzados a luchar unos contra otros para conseguir ventas.

Cuando aparece el “Espectro de la Guerra en los Mercados Maduros” el lento crecimiento en las ventas significa que hay que conseguirlas directamente a costa de los competidores que tienden casi a destruirse unos a otros con interminables guerras de precios.


En el caso de la Industria Papelera Tradicional, la respuesta para evitar "La Guerra en los Mercados Maduros" es la Innovación en sus distintas facetas. El ejemplo más evidente lo vemos en OfficeDepot México que se ha tenido que diversificar a través de Petco.

Office Depot México, en su momento adquirió los derechos de marca de Office Depot EUA, la cual esta -en EUA- en un proceso de deterioro financiero tan grave como el de OfficeMax y Stapples.


Desde hace algunos años la industria de papelería está en franca decadencia debido a cambios de hábito en los consumidores por el "Boom" de la era digital.

En México el canal tradicional de distribución de los grandes fabricantes, es aproximadamente entre un 90 y 95% a través de distribuidores, mayoristas y medio mayoristas y entre un 5 y 10% en a través de grandes detallistas.

Tristemente, si esta industria ya traía problemas antes del Covid -19, ahora, que el "Home Office" será un nuevo estilo de trabajo el declive de esta industria será más acelerado.

Hay quien vaticina que de las aproximadamente 80,000 papelerías que hay en México, después de la pandemia en 2021, quedarán 50,000 y en 2022 menos de 30,000.


La primera pregunta ahora es ¿y que les pasará a los Grandes Distribuidores como Tony, Papelera del Norte de la Laguna, Optivosa? ¿Sobrevivirán?


La segunda pregunta es ¿Y que sucederá con los fabricantes?

Para prueba un botón, veamos el caso "Tops Products" uno de los más grandes fabricantes de artículos escolares y de oficina (papelería) en los Estados Unidos de Norteamérica.