¿ESTAMOS BIEN EQUIPADOS EN UN MUNDO QUE YA NO EXISTE?

Actualizado: 4 de ago de 2019


Dice el refrán, en País de Ciegos el Tuerto es Rey, y en una entidad en donde prevalece un sistema de creencias y valores no actualizados con el conocimiento moderno, esta tiende hay seguir pensando y comportándose con viejos patrones que ya no funcionan más.


O como bien decía Eric Hoffer: "En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe"


México se caracteriza por ser un País con una Cultura de Bajo Riesgo irónicamente rodeado de un Mundo Global de Alto Riesgo.


Algunas de las características de la cultura de bajo riesgo son:

1) La aversión al cambio

2) Sobre protección a las personas, generando en ellas inseguridad y falta de decisión.

3) Falta de habilidad para confrontar, ya que se piensa que confrontar es pelear.


Para sobresalir en este entorno tan competitivo sin morir en el intento, el conocimiento técnico no es suficiente.

Se debe en este nuevo entorno contar con aptitudes como:

  1. La Capacidad de Inspirar a los demás.

  2. Fomentar su colaboración

  3. Saber delegar eficazmente.


Los ejecutivos de hoy, además deben de tener aptitudes fundamentales como:

  1. Habilidades analíticas.

  2. Pensamiento creativo.

  3. Manejo del tiempo.

Pero sobre todo, deben de estar perfectamente armados con datos e información, que les permita a través de su creatividad Generar Conocimiento, es decir Crear Valor en su entorno personal y organizacional.


¿Cuál es la diferencia entre un ejecutivo competente y uno extraordinario?



Para iniciar es importante aprender a desarrollar el propio potencial y para ello hay que identificar los puntos fuertes y dones personales.

Todos nacemos con dones, mismos que son aquellos que no requieren un esfuerzo para llevarlos a cabo pero también, nacemos con fortalezas, las cuales a veces sospechamos que las tenemos pero otras tantas no sabemos que contamos con ellas.

Una característica de las fortalezas es que si no trabajamos en ellas, si no las desarrollamos, quedarán en el olvido.


Por ejemplo, hay quienes nacen con la Fortaleza del Temple pero con una tendencia a a ser pesimistas y esto, aunado con un entorno familiar derrotista, dará como resultado una persona con baja auto estima y baja confianza en sí misma, por lo que el reto para este tipo de personas es mucho mayor y sin embargo como cuentan con el Temple, si trabajan en esa fortaleza se superarán y llegarán a niveles insospechados como el caso de Oprah Winfrey.



Puede suceder también, quienes nacen con la Fortaleza del Temple pero con una tendencia a a ser pesimistas y un entorno familiar optimista y de éxito, el reto para este tipo de personas es un poco menor y sin embargo si no desarrollan el Temple, si NO trabajan en esa fortaleza no se superarán y llegarán a niveles insospechados de fracaso.


Por lo anterior, hay que determinar las características de nuestro entorno, (grupo, asociación, empresa, ciudad, país) y hacer una auto evaluación, algo así como el FODA personal, es decir las Fuerzas, Debilidades y Oportunidades y Amenazas.





Para llevar a cabo dicha auto evaluación, hay que hacer un lista de los puntos débiles mismos que se deberán de corregir con estrategias (acciones a seguir); los punto débiles de cada uno de nosotros se corrigen poco a poco, paso a paso pero irónicamente manteniendo la vista NO en nuestras debilidades sino en NUESTRAS FORTALEZAS podremos tener un avance más rápido.

En pocas palabras, hay que poner la mayor parte de nuestra atención en nuestras Fortalezas más que en nuestras debilidades porque el cerebro trabaja a través de asociaciones mentales.


Por ejemplo si yo tengo debilidad por los postres y esto ha provocado que suba de peso, mi propósito debería de ser "Ahora comeré sanamente" por lo que el cerebro probablemente asociará las palabras "Comer sanamente" con frutas y verduras y potencialmente paso a paso bajaré de peso.


Si en lugar de lo anterior decido expresar "Debo de dejar de comer postres", el cerebro por asociación pensará en postres, en deliciosos postres, que mentalmente me incitan a salivar y a desear comer un postre dando como resultado lo opuesta a bajar de peso.


Por lo anterior, es importante saber nuestras debilidades y expresarlas como estrategias (acciones) que me orienten a convertirlas en áreas de oportunidad, para así darnos el tiempo suficiente para cultivar las fortalezas.

Cuando nacimos fuimos dotados de fortalezas, sin embargo, la primera tarea es saber cuales son las fortalezas claves con las que uno cuenta y, la segunda tarea es trabajar en dichas fortalezas día a día y en cada momento.


¿YA HICISTE TU FODA PERSONAL?

¿YA TE AUTO EVALUASTE CON MECANISMOS COMO 360 SOLUTIONS?



PARA MAYOR INFORMACIÓN ESCRÍBENOS A jcer@eabc.consulting

185 vistas